En la manzana comprendida entre La Pampa, Castañeda, Sucre y Figueroa Alcorta hay ocho opciones para comer tanto al mediodía como a la noche.

mapa

Empezando por la esquina de Sucre y Castañeda está el elegante Bruni, local de Fabián “Zorrito” Von Quintiero y Fernando Gruppo. Doblando por Sucre se encuentra el restaurante homónimo, cuyo chef es Fernando Trocca. Con una cava que domina el salón, se destacan la carta de vinos, la parrilla y el risotto con ossobuco, un clásico que –aseguran– nunca salió de la carta desde que el restaurante abrió sus puertas en el año 2000. El sushi de Itamae; Dandy Bar & Grill, sucursal del tradicional de Libertador y Bulnes; la parrilla La Tranquera; y Selquet, el ícono del barrio en la esquina de Figueroa Alcorta y La Pampa, se suman a las alternativas.

Para comida más al paso, está la pizza por metro de La Pizzería, en La Pampa y Castañeda, y por último Cucina Paradiso, el local de Donato de Santis, en el que se escucha hablar en italiano desde que uno traspasa la puerta. Como no podía ser de otra forma, su especialidad es la pasta ripiena y, para no irse con las manos vacías a casa, numerosas estanterías ofrecen pastas secas, salsas, dulces, aceites de oliva y vinos, entre otras delicias.