Tigre

El primer asentamiento de Tigre se ubicó a orillas del río Las Conchas (actual Reconquista), nombre que tomó el poblado cuando hacia 1700 creció y se transformó en un pequeño puerto de cabotaje. Con el tiempo se afincaron también algunos agricultores, se abrieron varios aserraderos y hasta un astillero. El Pueblo de Las Conchas vivió un período de florecimiento hasta que, en 1820, una sudestada arrasó con todo. La gran crecida de las aguas ensanchó el cauce de un pequeño arroyo que, a partir de entonces, se transformó en el río Tigre y en el eje de la reconstrucción del poblado que empezó a adoptar este nombre. La nueva localidad creció rápidamente.

En 1865 llegó el primer servicio de ferrocarril, que impulsó comercialmente la zona. En 1872 asumió el primer intendente cuyo nombre recuerda hoy la principal avenida comercial de la ciudad: Daniel María Cazón. Para esta época, la zona producía frutas, maderas, conservas, licores, embutidos.

En los primeros años del siglo XX, Tigre se convirtió en el destino preferido de los sectores más acomodados de la Ciudad de Buenos Aires para pasar su temporada de verano. Fue el período de la Belle Epoque para Tigre. En estos años aparecieron las primeras casonas de familia y las construcciones emblemáticas, como el Tigre Club y el lujoso Tigre Hotel. En 1916 un tren eléctrico unió Buenos Aires con Tigre y la ciudad consolidó su perfil turístico y residencial que ostenta en la actualidad.